viernes, 17 de abril de 2015

Las cuatro filosofías de vida en la Literatura y el Cine

A la hora de encarar los vastos desafíos de la vida, hay muchísimas formas de ver el problema. Pero si buscamos generalizar, es probable que podamos dividir estas “filosofías de vida” en cuatro: la visión optimista, la realista, la apática y la cínica. Moviéndose de izquierda a derecha, es algo así como ver el cielo azul y soleado, parcialmente nublado, grisáceo y directamente oscuro.

El observador casual puede notar cómo tenemos diferentes percepciones y posturas respecto a  una misma situación. El optimista tienden a sonreír y pensar: “La vida es verdaderamente hermosa”. El realista es un poco más objetivo y balanceado. Dice: “La vida tiene sus más y sus menos”. El apático tiende más hacia la indiferencia o la neutralidad, rozando el desinterés: “No creo que la vida sea mejor que lo que estamos viviendo ahora”. Por su parte, el cínico solo frunce el ceño mientras acota: “No vale la pena pensar en la vida. Todos nos vamos a morir”.

Estas cuatro filosofías de vida son interesantes para estudiar las dinámicas de los grupos. Es muy probable que, frente a un desafío, las personas tiendan a tener más predisposición hacia una de ellas. A nivel narrativo, en una película, una serie o un libro, esta es una base para generar conflictos atrapantes entre los protagonistas, que hacen de la historia algo más rico.

Pensamos, por ejemplo, en los cuatro Fantásticos. Reed es el optimista (“La ciencia lo puede arreglar”), Ben es el cínico (“Eso nunca va a funcionar, Mr. Elástico”). El papel de realista le corresponde a Sue (“¿Podrían dejar de pelearse?”) y Johnny es el apático (“Perdón, me perdí. ¿Qué decían?”). Por supuesto, en algunas ocasiones los roles se intercambiaban, pero sus distintas formas de pensar un problema generaba que la dinámica entre ellos resultara atractiva al espectador.

Las cuatro posturas filosóficas están presentes en muchísimas historias. En la genial novela gráfica Watchmen, por ejemplo, Night Owl es el más optimista, El Comediante y Rorschach son más bien cínicos, Dr. Manhattan es absolutamente apático y Silk Spectre es realista. En el grupo de Los Beatles se decía que John Lennon era apático, McCartney un optimista, Harrison un cínico y Ringo Starr el más realista de todos.


El optimista en la narrativa suele estar asociado al héroe ideal, al príncipe, al mesías de la historia o al héroe idiota. Se sacrifica por el grupo, es testarudo, intenta hacer “lo correcto”, tiene determinación y es leal a sus ideales. El realista es el arquetipo de mentor del héroe o el soporte del líder del grupo. Sus principales atributos son la meditación, la objetividad y la disciplina. No tiene problemas en doblar un poco las reglas para alcanzar un objetivo.

El apático es ese personaje del grupo que se inclina hacia la neutralidad o la falta de interés. Puede ser porque tenga objetivos diferentes al grupo, por ser enigmático, misterioso o simplemente demasiado tonto o loco para importarle el mundo exterior. En la narrativa hace papel de soporte al protagonista, es tranquilo y, muchas veces, se convierte en una carta sorpresa en la trama.

Los personajes cínicos, por su parte, tienden a ser muy complejos y los disfruto bastante. 

El cinismo es complejo de definir pero en la narrativa se caracteriza por la hostilidad, el criticismo y la precaución. El escepticismo y la falta de compasión  también son atributos comunes. Y, por sobre todo, su moralidad suele ser la más cuestionable del grupo. Es ese personaje al que amás odiar, el antihéroe.

El cine de animación tiene ejemplos mucho más claros de estas posturas. Pensemos en “Shrek”. Tenemos a un cínico (Shrek), a un apático (El Gato con Botas), a una chica realista (Fiona) y al más optimista de todos: Burro. En “Madagascar” pasa algo similar con los cuatro protagonistas: Alex (el realista), Gloria (la cínica), Melman (el apático) y Marty (el optimista).

En la serie de Harry Potter se da un caso curioso. Cada “casa” de Hogwarts tiene una debilidad hacia una estas posturas y, por lo tanto, los alumnos de cada casa pueden generalizarse: Gryffindor (optimistas), Ravenclaw (apáticos), Slytherin (cínicos) y Hufflepuff (realistas).

Algunos han notado que las Chicas Superpoderosas también pueden dividirse bajo estas posturas generalizadas: Bombón (realista), Burbuja (la optimista), Bellota (la cínica) y el Profesor Utonio (el apático).

Un último caso, que me pareció llamativo, es el de los “James Bond” a lo largo del tiempo. 

Está claro que el James Bond de Daniel Craig es muy diferente al de Moore, Connery o Brosnan. Daniel Craig es más bien cínico. Roger Moore fue un Bond optimista y Lazenby, apático. Sean Connery y Pierce Brosnan caerían en la categoría de “Bond´s realistas”.

La presencia de estas cuatro posturas es efectiva porque condimenta al grupo, lo vuelve enérgico. Las visiones de los protagonistas contrastan, chocan, y ese choque vuelve interesante a la historia que se está contando. Así que la próxima vez que vean un conjunto de héroes en series, un montón de amigos en una novela o se encuentran reunidos con otros tres amigos, vale la pena preguntarse: ¿qué postura tiene cada uno?

¡Hasta la próxima!

……………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivorilucianoSi te gustó, ¡compartilo o deja un comentario!




4 comentarios:

  1. Excelente artículo escribiste, Luciano, la verdad que me deja pensando y con ganas de encontrar más ejemplos para las cuatro posturas filosóficas. El que más me gustó de los que mencionás es el de Watchmen.
    Creo que los personajes cínicos son los que más disfruto o con los que mayor empatía tengo, suelen tener un grado de profundidad mayor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, querido! Y sí, me pasa lo mismo. Los personajes cínicos suelen ser mucho más complejos e interesantes. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Muy buen articulo ! Bah... mas o menos.. La verdad, es que me da igual. Para alguien de tu altura, podria mejorarse... ( je.. saludos mostruo ! )

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...