jueves, 1 de agosto de 2013

El guardián entre el centeno: el eterno “Peter pan”.


El niño que no quería crecer. 

Catcher in the Rye” es tan clásico como controversial. En 1951, J.D. Salinger publicó su única novela larga, una que lo catapultaría al reconocimiento internacional. Hoy en día es una de las obras más importantes de la literatura contemporánea.

Holden Caulfield narra su desgarradora historia en primera persona con una voz cínica y llena de ironía. Me parece que está muy bien la forma en la que se representa su flujo de pensamientos. Para quienes no conozcan la historia, recorre 3 o 4 días en la vida del protagonista, solo en Nueva York, hablando con gente rarísima luego de ser expulsado de otra escuela secundaria.

Les comparto “El guardián en el centeno” en PDF: http://bit.ly/15c1ADF

NOTA: Si no lo leyeron (y piensan hacerlo) preferiblemente no sigan mirando el informal análisis que sigue. De todas maneras voy a hacer lo posible para no arruinar momentos claves de la trama.


Desde el principio está más que claro que el protagonista es muy poco fiable (como narrador) y acomplejado (como personaje). Me encanta como exagera en sus relatos siempre. Conocemos de dos traumas de su pasado que lo perturbaron considerablemente y afectaron su estado emocional. Él encuentra la hipocresía de los adultos insoportable, y a través de su cinismo intenta protegerse tanto a sí mismo como al resto. Sin embargo, muchas de las críticas que sostiene también se dirigen a él mismo. Muy frecuentemente muestra los mismos rasgos que le reprocha al resto.

#Ciertamente, es uno de los personajes más complejos que haya leído alguna vez, y un análisis psicológico fascinante#

Hasta la llegada de “Catcher in the rye”, la literatura norteamericana dramática parecía estar destinada a ser una lección moral (incluso clásicos como “El gran Gatsby”, de Scott Fitzgerald, que me encanta). Las historias tendían a instruir indirectamente valores como la familia, las relaciones y la manera de encontrar la felicidad. Como contraste directo, la historia de Holden Caufield no enseña absolutamente nada (en principio). Simplemente ES, existe… 

Claro que Holden es un perdedor con el que muchos lectores se pueden llegar a identificar, pero el mensaje que expone no es precisamente alentador. Holden, aun hoy, representa a muchos de los adolescentes en ciertas temáticas universales. Es también símbolo de la presión de crecer acorde a las reglas, del desencanto de las relaciones humanas y de las dificultades para restringir nuestra propia personalidad conforme a la norma cultural.


“Los libros que de verdad me gustan son esos que cuando acabas de leerlos 
piensas que ojalá el autor fuera muy amigo tuyo para poder llamarle por teléfono cuando quisieras”


La controversia de la novela viene por dos frentes. Primero (1) tenemos una cuestión de discurso. Salinger utiliza muchísimo slang (lenguaje informal) y profanidades en su texto, particularmente porque se trata temas adolescentes (drogas, sexo, etc.) en una forma tan abierta como compuesta. Por eso muchos lectores se ofendieron en su época. Hoy en día la novela sigue siendo una de las más censuradas en el currículo escolar.

La segunda controversia (2), quizás la menos explícita y más ambigua, es que el protagonista ha sido tomado como un modelo para la rebelión, el fumar, la promiscuidad y la mentira, pero por sobre todo un modelo para el odio. Varios tiroteos han sido asociados a la novela, incluyendo el intento de asesinato a Ronald Reagan así como el infame (y supuesto) disparo de Mark Chapman que provocó la muerte de John Lennon. Cuando Chapman fue arrestado tenía una copia del libro, y el mismo aseguró sentirse el “verdadero Holden Caulfield”.

En cuanto a su “literatura”, la trama fluye de forma ágil y es muy amena. Los capítulos son cortitos y ligeramente independientes (de hecho, parecen más “cuentitos” que episodios de una unificada historia). Quizás haya sido la edición que leí, pero me pareció que había errores de estilo graves y muchísimas repeticiones. Él latiguillo “como les iba diciendo” se repite demasiadas veces (presten atención).

El final me resultó anti-climático. Todo termina de forma abrupta y no alcanza a emocionar lo suficiente. De hecho, me parece que los capítulos del medio son los más interesantes. La historia del protagonista con su “hermanito menor” es muy fuerte, y lo mejor de toda la novela entera. Y toda la escena con Maurice está excelentemente lograda.

“No sé por qué hay que dejar de querer a una persona sólo porque se ha muerto.
Sobre todo si era cien veces mejor que los que siguen viviendo”


Supongo que no es tan raro. Hay tanta “mística” en torno a esta novela, que leerla puede llegar a ser una experiencia decepcionante. El hecho de que sea la única gran obra del autor, que luego él haya desaparecido, que se haya negado a una versión en cine (el protagonista detesta el cine, y hay reflexiones importantes respecto a él) ayudaron a potenciar esa mística todavía más. Me gustó, la disfruté muchísimo… pero no la encontré tan “increíble” como quizás esperaba.

No puedo negar, sin embargo, que ha tenido un impacto en la cultura contemporánea sin igual. La idea de “el guardián entre el centeno” (es decir, lo que da nombre a la historia) es fantástica, y resume el leitmotiv a la perfección. Otros elementos (como el gorro de caza de Holden) se han convertido en símbolos innegables de una época. El gorro representa el conflicto central de la historia como un espejo: la irremediable dificultad de Holden para relacionarse y “crecer”.

#SpoilerAlert. Madurar equivale al dolor, y por eso nada revela esta imagen mejor que la fantasía del protagonista de vivir en un campo de centeno “evitando que los niños caigan en precipicios”. Para él, llegar a ser adulto (con sus falsedades, sus superficialidades, etc.) equivale a la muerte, como caer de un arrecife.

=> ¡Hay muchísima tela para cortar con esta historia que definitivamente tengo que releer en el futuro! La crítico un poquito en cuanto a su narrativa (no hay un verdadero hilo conductor, el final es anti-climático y por momentos se vuelve repetitiva) pero sus temáticas para analizar son impecables. <=

Me alegro muchísimo de haberlo leído y sí: lo recomiendo ampliamente. La novela que reintrodujo el lenguaje coloquial en la literatura norteamericana y que refleja a un anti-héroe idolatrado universalmente. Sin duda alguna, uno de los libros más importantes del siglo XX.

 ¿Leyeron “El guardián entre el centeno”? ¿Les parece una “obra maestra”? ¿Qué les gusto más de la historia? ¡DEJEN SUS COMENTARIOS!  

“Me paso el día entero diciendo que estoy encantado de haberlas
conocido a personas que me importan un comino.
Pero supongo que si uno quiere seguir viviendo,
tiene que decir tonterías de ésas”

(J.D. Salinger, “El guardián entre el centeno”)


POSDATA CINÉFILA: Extrañamente, la novela no tiene adaptación cinematográfica. Sin embargo, esta obra “coming-of-age” (aquella donde se experimenta la transición de la infancia a la adultez) influyó en  miles de historias como la reciente The Perks of Being a Wallflower (“Las ventajas de ser invisible, de Stephen Chbosky, 2012), “Igby Goes Down” (2002), “The Good Girl” (2002) o “Descubriendo a Forrester” (2000), entre otras.

La serie de animé “Ghost in the Shell” está repleta de guiños hacia la novela también. Hay artículos enteros que reflejan las innumerables referencias a esta novela en la cultura popular; no solo en la literatura y el cine, sino también en la televisión, la música y el arte en cualquiera de sus formas.

10 comentarios:

  1. Hola! primero que nada gracias por pasarte por mi blog :D Creo que será este un comentario largo porque es sin duda una de mis obras favoritas.
    Bueno, debo decirte que esta obra me encanta pero así como tú dices que te decepcionó un poco tras leerla por todos los buenos comentarios, a mi me dejó con una sensación extraña. Yo la tuve que leer para un curso de literatura, tenía justamente la edad de Holden y era muuuuy ignorante jaja de hecho, Holden se había leido muchos títulos que yo no aún no conocía, tan sólo la referencia inicial de David Copperfield (que me leí después) o el hecho de que le guste Memorias de África ya te deja ver que Holden tiene la sensibilidad suficiente para apreciar esas piezas de lite, que al menos a mi la segunda me hubiese aburrido mucho en mis 16.
    Como quiera, al leerla --y digo que la ignorancia puede ser una bendición--la hice sin esperar nada, y sí, me extrañaba la manera en que la obra estaba escrita. Se me hacía interesante pero rara, y todo eso de las repeticiones no es un error de la edición es precisamente la personalidad de Holden, de un chico que no sabe cómo decir lo que siente porque lo rebasa, porque hay mucho que aún no entiende y ese lenguaje inmaduro te ayuda (creo yo) a reconocer lo mucho que le falta por recorrer en la vida hasta serenarse, ordernar sus ideas y decirlo "como Dios manda."
    Otra cosa genial del libro es el contexto: tras la segunda posguerra se hablaba mucho de la política, del resurgimiento de USA como nación, de la crisis de valores pero se dejaba mucho de lado a los jóvenes. No es hasta ahora que nos toman en cuenta, pero en los 50's la juventud era algo bizarro, era tambien la época en la que comenzaría su rebelión, el surgimiento del rock...y dado que El guardián se publicó en el 51 me parece una genial coincidencia histórica que refleja ese momento social: Por fin alguien decía lo que pasaba por la mente de un adolescente, la confusión, la soledad, la arrogancia como diría Oscar Wilde: "No soy tan jóven como para saberlo todo" y las contradicciones, la busqueda de tu identidad --Holden está tan perdido que ni sabe qué quiere hacer con su vida--.
    En fin, todo eso lo fui comprendiendo después de leerlo, después de que para hacer mi trabajo de lite me pusiera a buscar un poco sobre la novela y por todos lados leía que era un clásico, muy importante y muy influyente y yo me quedaba así de ¿por qué?. La verdad que no lo comprendí en seguida y esa vez saqué una pésima nota, pero si mi maestro supiera todo lo que ahora ando comentando sobre El guardián me pondría un 10 jaja.

    Eso sí,la primera vez que la leí me dio mucha risa como eso de que imaginaba que tenía una bala en el estómago, la segunda vez creo que le encontré la parte del conflicto y miedo a ser adulto, ya que era el momento en que yo andaba presentando exámenes universitarios y tampoco sabía que estudiar. La última vez me quedé con la tristeza de su hermano Allie, por fin me di cuenta de lo unido que estaba con él, que seguro era su mejor amigo y así cada que lo leo encuentro algo nuevo.

    JAJA creo que ya te cansé de tanta palabrería así que te dejo...por el momento estoy leyendo La sombra dle viento y cuando la acabe me pasaré por aquí a leer tu reseña :D Saludos y te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Primer premio al comentario más largo del blog! Jajaja. En realidad, te agradezco infinitamente. Son pocas las personas que se toman el tiempo para brindar un comentario profundo sobre algún tema, más en esta era de Internet y 140 caracteres.

      Me brindaste muchísima información (particularmente en cuanto al contexto) que me maravilló. Creo que "El guardían" es un gusto adquirido, con el tiempo me va a gustar más y más. Como dije en el post... toda la escena de Maurice ("la bala en el estómago", entre otras cosas) y toda la situación de Allie me parecen los mejores momentos de la historia. Lo de Allie y es muy fuerte, y hay muchísimo simbolismo y tela para cortar con ese tema. El hecho de que cuando llueve le duela la mano está fantástico (¿era así, no?). Y sí, tenés razón... es MUY comíco lo exagerado que es.

      "La sombra del viento" me gustó muchísimo. No creo que mi humilde "review" le haga honor a la novela. Pero bueno, en su momento la discutiremos.

      Yo en estos momento estoy leyendo: "La piedra lunar" (Wilkie Collins), "Un planeta llamado Traición" (de Orson Scott-Card) y "Watchmen" (la novela gráfica de Alan Moore). ¡Nos seguimos! =)

      Eliminar
  2. Hola Luciano! Me ha encantado tu reseña! Es muy completa y me hace ver que solo entendí una pequeña parte de El guardián entre el centeno, así que he decidido volver a leerlo. Me ha maravillado como has explicado la psicología del Holden. Yo no entendí gran cosa de este personaje, solo lo imprescindible para captar que era más o menos lo que sentía. Lo cierto, es que al igual que E.C. Belmont me quedo una sensación extraña después de leer esta obra, me sentí desamparada. La verdad es que sufrí por como acabaría Holden...
    Bueno, Luciano también te quería agradecer que entrases en mi blog y que comentases, porque me hizo realmente feliz. Espero, con este comentario, hacerte feliz a ti también.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Caja de Pandora! (je). Que te haya inspirado a volver a leer es algo que nunca creí lograr con este sencillo blog. Claro que estás invitada a visitar más notas, y yo también me pienso dar una vueltita seguido por allá.

      Abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Muchas gracias por el comentario en mi blog y la verdad me ha fascinado el análisis que has realizado de la obra ¿te importa si enlazo esta entrada a la mía? La encuentro útil e interesante.
    Besos y nos seguimos leyendo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Michelle! Ningún problema en que lo enlaces a tu entrada... al contrario. Mi idea es lograr ese intercambio y debate. Dale para adelante nomás... ¡saludos!

      Eliminar
  4. hola ,he estado buscando que piensa la gente sobre el guardian, pienso que eso del temor a la madurez y esas cosas,se las va poniendo la gente despues como para valorarlo ,aunque tiene algo de profundidad, el autor no pensaba tanto en ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pienso similar a vos. No creo que el autor haya pensado que su novela iba a ser tan importante, incluso creo que le damos mucha más profundidad a la novela de la que en realidad tiene. Pero es un retrato de un momento de la vida que me parece casi perfecto. ¡Gracias por pasar!

      Eliminar
  5. Pues la verdad creo que muchos teníamos una buena impresión del libro casi maravillosa y muchos esperamos un gran final, el cual no se manifiesta en si lo mejor del libro es el desarrollo de la historia y la actitud del protagonista ante la sociedad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, lo mejor del libro es su recorrido, pero no particularmente el punto de llegada.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...