jueves, 29 de noviembre de 2012

“Un ruido en un cajón” (cuento)


Autor: Luciano Sívori
Género: aventura / intriga

Este es un post muy especial para mí: el primer cuento que me animo a publicar acá. Hace un tiempo les conté de un taller literario que estaba haciendo con los muchachos de Literautas.com. El resultado fue genial, y todos los participantes aprendimos un montón.

La idea era crear un relato de menos de 750 palabras con la siguiente instrucción: “Una carta llega 30 años después”. Bajo esas reglas escribí “Un ruido en un cajón”, que ahora les comparto. Por suerte recibió muy buena críticas de los que me corrigieron, gustó bastante, me compararon con Phillip Dick (una locura, lo sé) y hasta me avivé de algunos ajustes que tenía que hacer en cuanto a forma

¡Ahí va! Ojalá lo disfruten:


“Un ruido en un cajón”

Eran las 17:30 pm. Henry se abría paso por la selva con una antorcha en su mano. Vestía una chaqueta de piel y un fedora de copa alta. A su paso veía a los monos columpiarse entre las ramas y sonidos de todo tipo de animales exóticos. Alcanzó el cofre, con el corazón latiéndole con fuerza, y lo abrió sin dudar. El contenido resplandecía en la oscuridad de la jungla, eran monedas. Tomó un puñado con ambas manos y empezó a devorarlas con voracidad.

El cofre, en realidad, no era más que una heladera… común y corriente. Los sándwiches se convertían en antiguas piezas de oro en la particular mente de Henry. Soñaba despierto, siempre lo hacía a partir de esa hora.

Vivía solo. Su madre había fallecido 15 años atrás. Había sido el alzhéimer, esa maldita enfermedad. Toda la familia tenía un considerable historial de enfermedades: diabetes, alzhéimer y cáncer eran las más populares, pero no las únicas. Vivía solo, y sin embargo… sonó un fuerte ruido dentro de la habitación de su madre. Era un extraño golpeteo que se repetía cada 3 o 5 segundos. “Que raro”, pensó. “Nadie entra allí desde hace años”. Quizás se hubiera infiltrado una rata a través de una abertura… o quizás un dinosaurio.

Henry hurgó en su habitación y localizó las llaves correspondientes. Allí estaban, protegidas por un peligroso nido de víboras. Tuvo que maniobrar con cuidado para no ser mordido y – cuando finalmente las obtuvo – se dirigió con rapidez al cuarto de su madre. El golpeteo persistía, molestaba. Había algo adentro, o alguien. Ni bien se abrió la puerta, brotó de adentro un olor nauseabundo, una peste compacta y violenta concentrada por el encierro y la humedad. El cuarto estaba en penumbras, por suerte él tenía su antorcha. Así pudo notar la docena de murciélagos que colgaban del techo.

Se movió lentamente por el lugar y encontró la fuente del perturbador sonido. Era el cajón del escritorio… algo se movía allí adentro. Henry, temeroso, lo abrió y allí encontró depositada una sola carta, manchada y arrugada. Los murciélagos comenzaron a revolotear cuando él la levantó. En el interior había una hoja amarillenta y desgastada doblada en cuatro partes. Confundido, comenzó a leerla con prisa:

 “Estimada Sra. Jones:

Lamentamos informarle que su hijo ha sido diagnosticado con la terrible Enfermedad de Garth, una de las más raras y peculiares del mundo. Únicamente se conocen otros 7 casos de este padecimiento. Las regulaciones del hospital nos impiden darle estas lamentosas noticias de forma oral. La información se debe brindar por escrito y de forma privada a su correo personal. De todas formas, está en todo su derecho de venir a verme, y yo le explicaré como puede tratar a su hijo. La enfermedad no es terminal, su hijo no va a morir.

El principal síntoma es una desconexión completa con el mundo en el que vive. Su hijo se va a crear realidades alternas, fantasías, amigos imaginarios e historias increíbles. Hay algunos psicofármacos que deberá utilizar para minimizar los efectos causados, pero las dificultades de adaptación serán inevitables. Le recomiendo ampliamente que me vea lo antes posible… de otro modo, su hijo corre riesgo de perderse en sus propias ilusiones, para siempre.

Me disculpo una vez más por estas tristes noticias y lo saludo cordialmente.

Dr. Marrochi, jefe de psiquiatría del Hospital Corazón de Cristal.

7 de mayo de 1982”.

Cuando Henry acabó de leer la carta, aún seguía impactado por algunas de las cosas que había leído. 1982… hace exactamente 30 años”, reflexionó. Él era solamente un niño, un bebé de 2 años. Así que esa era la verdad, esa era su verdad. En realidad (ahora que lo pensaba mejor) hacía mucho tiempo que lo intuía… ahora estaba seguro. Ya no había duda. Pero…  ¡de haberlo sabido antes! Henry lo comprendió todo y sonrió. Ya le parecía que aquello que hacía todos los días de 8:00 am a 17:00 pm, esa pérdida absurda de tiempo frente a una computadora respondiendo e-mails y hablando por teléfono a clientes enojados, era demasiado absurdo para ser real.
No lo era, decidió.


FIN


=> Para los que se animen a seguir pensando: ¿si lo madre sabía de la “enfermedad” de su hijo, por qué podría no haberla tratado? ¡Se las dejo como ejercicio! <=

PD: el taller es gratuito y para los amantes de la escritura está súper interesante. ¡Métanse en la página para sumarse!

martes, 27 de noviembre de 2012

“El misterio del Cuarto Amarillo” (novela, 1907)


Autor: Gastón Leroux (Francia)
Género: novela policial / misterio de tipo “cuarto cerrado
Leído: en Nicaragua, Octubre 2012.

Hace un tiempo que vengo hablando del género policial de “misterio de tipo cuarto cerrado”. En algunos posts anteriores revisamos algunos cuentos como Personas o Cosas Desconocidas, Gritos en el Silencio y “El Problema de la Celda 13”. Ahora toca revisar la novela que lo comenzó todo.

Cuando Gaston Leroux escribió este relato, con su joven detective (Joseph Rouletabille) como protagonista, afirmó que ¡Poe y Conan Doyle habían hecho trampa!. Sus habitaciones no estaban verdaderamente cerradas. En efecto, en Los crímenes de la calle Morgue había una chimenea (que había dejado el paso a un mono) y en La Banda de los Lunares, Sherlock descubrió que existía un orificio por el cual se había deslizado la serpiente asesina. Leroux se comprometió a no engañar al lector: ¡su cuarto amarillo está tan cerrado como una caja fuerte, sin ningún tipo de trampa o doble fondo! La puerta está cerrada con llave, bloqueada con un cerrojo por dentro, y las ventanas tienen contraventanas. Todo está sin tocar: la víctima, las huella del crimen y del asesino. Pero el criminal no está allí. ¿Cómo logró escapar?

Este enigma es el que intenta desentramar Rouletabille, con la ayuda de su fiel amigo y abogado Sinclair. Leroux escribió esta novela por encargo de la editorial donde trabajaba, y se terminó convirtiendo – sin querer – en un clásico de esos que se dan en clases de literatura de universidades.

Lo brillante de esta novela es que te va envolviendo en el misterio poco a poco. Es una de las primeras novelas del tipo "misterio del cuarto cerrado", en la que el crimen tiene lugar en una habitación a la que es imposible entrar y de la que es imposible salir… ese género que creó Poe al mismo tiempo que definía el estereotipo de detective (con su Dupin) y creaba el género policial #PoeEsUnIdolo.LoBanco#.  El complejo argumento de la novela logra impresionar y asombrar al lector. Los razonamientos (y deducciones) son lógicos y la tensión va siempre en ascenso.




Admito que la historia se vuelve densa en algún punto, pero sobre la mitad pasa algo demasiado sorprendente (relacionado con la “galería inexplicable”) y a partir de allí el relato no para, es imposible dejarlo hasta el final. Rouletabille es una especie de Sherlock Holmes jovencito, y me hizo mucho recordar al joven protagonista del comic (y animé) “Detective Conan” (que es fabuloso). Algunos afirman que la resolución de la historia (el giro de tuerca final) es un poco “engañoso”… pero a mí me parece fantástico. La novela aporta todas las pistas para resolver el caso, siendo así sumamente entretenida y fácil de leer. 

Es, sinceramente, uno de los máximos exponentes de este género y vale la pena leer.


“Siempre uso el "lado bueno de mi razón”,
aquel cuyas construcciones no son afectadas
por absolutamente nada.”

(Gastón Leroux, “El misterio del cuarto amarillo”)

¡Saludos y hasta la próxima!

=> Como siempre: gracias a los que me leen, opinan y comentan. No se olviden de seguirme en mi página (haciendo click acá) para enterarse de novedades y nuevos posteos. <=

- PROXIMAMENTE EN EL BLOG -

¿Qué novela inspiró, al mismo tiempo, “Avatar” y la “Guerra de las Galaxias”? Y además: ¿qué técnicas literarias usó JK Rowling para llevar a Harry Potter a la fama?

domingo, 25 de noviembre de 2012

“Mientras escribo” (ensayo, 2000)


Autor: Stephen King (USA)
Género: ensayo autobiográfico
Leído: en forma de e-book, noviembre 2012.

Hoy vamos a hablar un poquito de uno de los autores más prolíficos de USA: Stephen King. El tipo ha escrito 50+ novelas y por lo menos 20 de ellas tienen su adaptación cinematográfica. #En una nota de mi blog de críticas de películas les cuento las 5 mejores#. El libro de hoy es uno muy particular ya que no encaja en su clásica historia de ficción. Sin embargo, es el relato más sincero que alguna vez ha escrito.

La verdad es que con “Mientras escribo” me llevé tremenda sorpresa. No esperaba reflexiones de King tan centradas acerca del oficio de escribir, y al mismo tiempo integradas con sus memorias. El libro es una autobiografía sobre sus experiencias como escritor y un pequeño “manual” para aquellos que elijan entrar en el mundo de la escritura.

Se divide en tres partes bien marcadas. La primera es la más atrapante de todas y habla de los intentos de Stephen por escribir durante su infancia. Él comenta, sin pelos en la lengua, de sus tempranos intentos por ser publicado, y su primera novela, Carrie. El tipo tuvo una vida complicada y la describe de forma muy honesta. No tiene problemas en contar todo sin prejuicios; desde la relación con su esposa hasta la muerte de su madre y su historia sobre abuso de drogas y alcohol. Todo está escrito de forma muy amena y divertida.



(fuente: Liniers, "Macanudo". Maravillosamente simple.)

La segunda sección son consejos prácticos (la mayoría muy buenos) sobre cómo escribir, incluyendo sugerencias en gramática e ideas sobre el desarrollo del tema y los personajes. Brinda lecciones sobre los diálogos, las voces, adverbios, forma, estilo, etc. King cuenta su visión de la escritura con un estilo desnudo y bien directo.

Para más detalles sobre los “consejos para ser mejor escritor” que da King en su libro, los invito a revisar esta nota de un blog que sigo (“www.literautas.com”):

► Link: http://www.literautas.com/es/blog/post-2124/7-consejos-de-escritura-de-stephen-king/

Por mi lado, yo también les presento mis propios consejos para escribir (en mi página) pero con un tinte mucho más humorístico.

La tercera parte es también autobiográfica, Stephen comenta sobre el accidente de 1999 en el cual fue atropellado por un vehículo mientras paseaba por una carretera rural aislada. Describe las importantes lesiones, su dolorosa recuperación y su batalla por comenzar a escribir de nuevo. La cercanía con la muerte suele devolvernos el amor a la vida. Esta sección es como un pequeño relato corto, desgarrador y apasionante. Hay párrafos que realmente te ponen la piel de gallina. Entre posdatas incluye un borrador de uno de sus cuentos ("1408", que recientemente tuvo su adaptación al cine) y una lista de sus libros preferidos.

King tiene algo al escribir que te envuelve y te acerca a sus personajes (que siempre son complejos y bien construidos). Lo más loco de él es que uno de sus “consejos de escritura” es SER BREVE, pero ninguna de sus novelas tiene menos de 700 páginas. Adoré novelas como “Cazador de Sueños” (aunque su película es penosa) pero me costó mucho terminar de leer “It” (“Eso”), que francamente es IN TER MI NA BLE pero me encantó. Hay que admitir que el tipo no es best- seller por nada. Sabe lo que hace.


(fuente: Liniers, "Macanudo". Maravillosamente simple.)

En fin, “Mientras escribo” derrocha sinceridad. Stephen King nos comparte su vida y pasión por la creación literaria. De paso, ayuda a reflexionar sobre la escritura y como madurar como autor. Dudo que ayude a un escritor a ser “mejor escritor”. Yo aprendí algo, saqué mis propias conclusiones… pero en mi opinión la clave es seguir su consejo principal “Leer mucho y escribir mucho más”. Escribir es cuestión de leer, practicar, encontrar un ritmo, animarse, ser constante, encontrar “esa” historia que te llega. El libro te recuerda lo lindo que es escribir… ¡y cómo puede llegar hasta a salvarte la vida! Por eso (y mucho más) lo recomiendo. =)

"Si quieres ser escritor, lo primero es hacer dos cosas: 
Leer mucho y escribir mucho. 
No conozco ninguna manera de saltárselas"

(Stephen King, “Mientras escribo”)

 Les adjunto “Mientras escribo” para que lo tengan a mano: http://bit.ly/19wrLIp

sábado, 17 de noviembre de 2012

“El psicoanalista” (novela, 2002)


Autor: John Katzenbach (USA)
Género: thriller psicológico
Leído: vacaciones en Córdoba, 2009.

Hablemos un poco de las novelas de tipo “thriller psicológico” y uno de sus mayores exponentes de los últimos tiempos: John Katzenbach. “El psicoanalista” es su novela más exitosa hasta ahora, la leí hace varios años y la recordé hace poquito. La trama no es nada del otro mundo, pero lo interesante es el desafío que se le presenta al protagonista para evitar su propio suicidio mientras va sucumbiendo a la presión de un total desconocido que lo detesta.

Katzenbach se destaca por lograr una psicología muy real de los personajes, al tiempo que presenta una trama intensa y llena de sorpresas. Muchos lo han comparado con Stephen King #Estoy por hablar de él en un post dentro de poco# pero la realidad es que son muy distintos. 

#Mientras que King ahonda mucho en detalles, y en historias del pasado de sus personajes; Katzenbach se preocupa más por el misterio en sí y logra que sus historias sean imposibles de dejar.#

En esta historia, Ricky Starks es un prestigioso psicólogo que, en su cumpleaños 53°, recibe una carta anónima que lo toma desprevenido. Un psicópata (curiosamente llamado Rumplestiltskin) le da un plazo de 15 días para descubrir su identidad. Si no lo hace deberá suicidarse o ver a sus familiares morir. Todo parece notar que se trata de una venganza que se remonta a su pasado. Lo más llamativo de la novela es ser testigo de hasta qué punto llega el instinto de supervivencia. Este maestro del terror psicológico juega mucha con el miedo en todas sus formas, la capacidad de supervivencia y las conexiones psicológicas de la maldad humana a tal punto que uno termina sin saber bien quien es el bueno y quien el malo. Ese conocimiento sobre el lado oscuro de la psique humana es lo que provoca la tensión en el lector.

Antes habíamos hablado de sentirse encerrados” en otro post anterior; creo que el protagonista de esta historia es uno de ellos, seguramente. De hecho, a Ricky Starks la situación se le vuelve tan complicada como al protagonista de “Causa Justa”, la novela de Grisham.

Había rumores de que iban a filmar “La historia del loco” (2004) pero aún no hay nada en producción. Sí hay adaptaciones cinematográficas de “Juicio Final” (1992) y “La guerra de Hart” (1999), pero se ve que no la pegaron mucho porque ni las vi!

Su último libro - “Un final perfecto” (2012) - está en mi lista de próximos libros a leer de él. Cuesta unos 140 pesos argentinos (29 USD) y es una adaptación muy libre del cuento de Caperucita Roja. Un asesino serial (apodado “Lobo Feroz”) le avisa a 3 mujeres pelirrojas (y desconocidas entre sí) que va a asesinarlas para pasar a la historia y desentramar una obra maestra entre los suyos.

Pero volviendo un poco al libro de esta crítica, hay momentos inesperados y un ritmo acelerado en esta historia que le da un sentido siniestro al juego del “gato y el ratón”. Imposible no quedarse pegado al relato, especialmente luego de lo que sucede sobre la mitad. Con un estilo de narración ameno y contemporáneo, y personajes que se entrelazan entre sí… Katzenbach muestra que es posible torturar a un ser vivo sin recurrir a la violencia física. La tensión sigue en escala hasta llegar a un clímax tan inevitable como inesperado. Este es uno de los libros que recomiendo para los amantes de la intriga en su mejor forma.

¡Saludos y hasta la próxima nota!



“Lo que era no es lo que soy.
Y lo que soy no es aún lo que puedo ser”.
(“El psicoanalista”, John Katzenbach)

domingo, 11 de noviembre de 2012

Una idea original para los que aspiramos a escribir


 Entre los varios blogs y páginas de literatura que sigo con fanatismo puro, se encuentra literautas.com (http://www.literautas.com/), una de las más interesantes de todas. El blog proporciona “apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura (o el arte de contar historias)”. Ciertamente: un recurso esencial para todo aspirante a escritor.






De lo que les quiero hablar hoy es del “Taller Literario” (LIBRE y GRATUITO) que organizan todos los meses. Se llama “Montame una escena” y me enteré de la propuesta hace muy poquito. Siguiente este link pueden ver como funciona. Básicamente: a principio de mes, los administradores establecen un tema (el de esta vuelta es “Una carta que llega 30 años mas tarde”). Hagan click acá para ver con más detalle de qué se trata.

Hay algunas pautas generales a cumplir (que se pueden leer acá) pero la más importante es que el relato no supere las 750 palabras. Esto es muy poco, si uno se pone a pensar (aproximadamente hoja y media) y hace que la propuesta se mucho más cautivadora. Ya de por sí es difícil establecer una idea con esta escena, pero además tiene que haber una introducción, nudo y desenlace en sólo una hoja y media. ¡A esto hay que sumarle descripciones, acciones y personajes!
 
Cuando se reciben todos los relatos (a través de un formulario), cada uno de los participantes recibe 3 relatos anónimos (del resto) y su relato es enviado a 3 personas distintas también. Todos se evalúan entre ellos (generando críticas constructivas en el proceso) y sobre fin de mes se hacen las devoluciones correspondientes. El autor también tiene la opción de elegir si quiere ver su cuento publicado en la página o no. ¿No es genial?

La única finalidad es aprender, mejorar y pasarla bien. Una oportunidad única para mostrar las capacidades de redacción a un grupo de gente interesada en evaluarlas. En este link les dejo las preguntas más frecuentes del taller. ¿Lo mejor de todo saben que es? De nuevo: es COMPLETAMENTE GRATUITO (y lo seguirá siendo).

A mí me pareció un desafío fantástico y original, y quería compartirlo. Lo único que lamento es que me enteré muy sobre la fecha, y además como estuve viajando no pude sentarme a escribir como me habría gustado. Hay tiempo para mandar los escritos hasta el 15 de Noviembre. Yo ya envié el mío… ¿se animan ustedes también? ¡Espero que sí!


 => Si te gustó la nota, también te va a interesar mi página de Facebook. Podés hacer FAN sólo con un click acá. Los espero con comentarios, sugerencias y opiniones de cualquier tipo <=

Luciano // www.facebook.com/sivoriluciano

sábado, 10 de noviembre de 2012

¡Mi celda de 6x8!


   ¿Quién no disfruta de un buen y elaborado escape de prisión? En mi caso me encanta verlo pero odiaría tener que vivirlo en carne propia. Por eso trato de vivir “cumpliendo la ley”, y (por temporadas) mantengo un trabajo estable en una oficina. Pero con el tiempo voy descubriendo que la vida de 8 a 5 no funciona para mí, ¡tiene que haber otras opciones! En los últimos trabajos corporativos que he tenido, siempre me he preguntado qué tan distinta es la oficina de la prisión… 

En la cárcel uno pasa la mayor parte del tiempo en una celda de 6x8, mis oficinas creo que siempre fueron de 8x6… además a ellos les dan 3 comidas por día y ¡yo las tengo que pagar! Si me portó bien, y soy eficiente, me recompensan con más trabajo y no con “dejarme salir antes”, y en el trabajo ni siquiera permiten visitas conyugales. 

Pero no todo es tan grave, ese lugar está lleno de sádicos y psicóticos… ¡en cambio en la prisión no hay ejecutivos!  =)

Antes de pensar en todo eso y deprimirme prefiero ver una buena peli pochoclera de cárceles como “La Roca” (1996, con Nicholas y Sean), “Sueños de libertad” (1994, ese peliculón con Morgan, ese negrito tan simpático) o “Milagros inesperados” (1999) con el ídolo de Tom. ¡Si no vieron esas películas se están perdiendo de algo bueno! O quizás prefieren unas buenas series:


“Prison Break” (2005, 8.5 en IMDB: http://bitly.com/9PW6RM) está cargada de suspenso e intriga, es una montaña rusa de emoción. Dura 4 temporadas y es altamente recomendada. La historia sigue a un hermano encarcelado injustamente y otro que ingresa a la prisión exclusivamente para intentarlo sacar.


“Arrested development” (2003, 9.2 en IMDB: http://bitly.com/5FbIP) es, por lejos, la mejor comedia que vi EN MI VIDA. El humor es inteligente y sagaz, los capítulos son hilarantes y la trama tiene un diseño increíble. El hijo mayor de una polémica empresa se debe hacer cargo de su disfuncional familia cuando el mafioso padre es encerrado por “actividades sospechosas”. Realmente esta serie no tiene desperdicio.


Pero este blog es sobre LITERATURA (que de todas formas está muy relacionada con el cine y la televisión). 


Así que para el que le gusta leer, hace un tiempo revisamos el cuento “El problema de la celda 13” (de Jaques Futrelle), que personalmente me dio ganas de planear mi propio escape de prisión. Este es uno de mis cuentos preferidos: un hombre juega una apuesta de escapar de una cárcel en una semana, cuando finalmente ingresa, empiezan a suceder extraños eventos que desafían la realidad. Hay grandes momentos de suspenso y muchas sorpresas en este pequeño relato que puede leerse en no más de una hora.

De libros de prisión que haya leído, sólo recuerdo – y con mucho cariño – un clásico de Manuel Rivas: “El lápiz del Carpintero”. ¡Pero ese será motivo de otro post!

Hasta las caricaturas animadas se han encargado de tratar “escapes de prisión”, aunque generalmente cargadas de sátiras y humor. Tex Avery (un favorito personal) creó este genial corto protagonizado por el perro Spike que es maravilloso. # Excelente cartoon de sólo 7 minutos de duración#. Como dato loco, es su episodio 65 para MGM y también resultó ser el último. Les dejo el link para que lo disfruten:

"Cellbound" de Tex Avery, Spike en la TV: http://bitly.com/9k5HGL

Así es que dedico este post a los que, desgraciadamente, tuvieron que pasar toda la semana en su celda / oficina “cumpliendo condena”. Espero que les brinde algunas ideas sobre qué ver o leer y les permita, aunque sea por un momento, escaparse de la terrible realidad del hombre capitalista.

POSDATA: estoy leyendo “Una misma noche” (2012) de Leopoldo Brizuela (argentino). Es la novela ganadora del premio “Alfaguara 2012” (el más importante a nivel latinoamericano). Un thriller que me atrapó desde un principio. Lo interesante es que el protagonista se siente, curiosamente, como si estuviera encerrado en un cárcel. =)

=> Si te gustó la nota, estás moralmente obligado a darle un "me gusta" a mi página de Facebook haciendo click acá. Los espero con comentarios, sugerencias y opiniones de cualquier tipo <=

martes, 6 de noviembre de 2012

“Personas o cosas desconocidas” (cuento, 1977)


Autor: John Dickson Carr (USA)
Género: policial / misterio de tipo “cuarto cerrado”
Leído: “los mejores cuentos policiales I”, compilación de Borges y Bioy Casares.

Hoy vamos a hablar un poquito de John Dickson Carr como uno de los propulsores más importantes del sub-género policial de los misterio de tipo “cuarto cerrado”. En este tipo de historias estas son las reglas de juego: un cadáver es encontrado en el interior de una habitación. La puerta y las ventanas (si las hay) han sido cerradas desde adentro. El suicidio se descarta desde un principio. Según los investigadores nadie pudo haber entrado y nadie ha salido. El asesino se ha desvanecido en el aire.

Muchos conocen ya esta curiosidad: el relato que inauguró el género policial, también fue el primero en presentar un crimen en un cuarto cerrado. Edgar Allan Poe escribió “Los crímenes de la calle Morgue” en 1841. Un genio total porque su éxito fue triple… (1) la creación de un nuevo género de historias, (2) la creación del estereotipo de detective (“Auguste Dupin”) que luego inspiraría a ArthurConan Doyle y (3) la creación del sub-género de “misterio de cuartos cerrados”.

Luego de Poe, hay muchos escritores que se la jugaron para crear estos laberintos lógicos para lectores dispuestos a perderse entre los motivos insospechados y las pistas falsas que suelen aparecer luego del descubrimiento de un cuerpo. Jaques Futrelle creó una variación de este tipo de misterios con su INCREÍBLE "Problema de la celda 13" que revisé en este post.

John Dickson Carr
, en particular, hizo de este tipo de enigmas su especialidad… aplicándolo a novelas y relatos. Su novela “The Hollow Man” es considerada su obra maestra y una de las más importantes de este género. El autor dedica un capítulo entero a explicar, con detalle, como se debe estudiar un crimen de cuarto cerrado. Lo más interesante de sus historias es que mezclan a la perfección elementos de terror con intriga, porque sus relatos suelen tener tintes sobrenaturales. Sin embargo, al final la lógica termina imponiéndose a través de razonamientos lógicos.

La historia de hoy (“Personas o cosas desconocidas”) tiene como protagonistas a Oakley, su prometida Mary y Vanning, un hombre rico que desea cortejarla. Vanning ha jurado que se casará con Mary, inclusive a pesar de que ella ama a Oakley y desprecia al primero. Una noche, como cualquier otra, Vanning aparece en la mansión de la pareja completamente asustado y afirmando que a Oakley lo estuvieron siguiendo… afirma haber estado viendo sombras en el bosque en los últimos días y pide a todos que se dirijan adonde la pareja. Cuando Vanning entra al cuarto (total y herméticamente cerrado) la puerta se cierra atrás de sí, las luces se apagan y se escuchan gritos de Mary. Oakley aparece muerto con 13 cuchilladas y empapado en sangre.

Vanning afirma nunca haberlo tocado y, a pesar de que lo enjuician, el arma asesina nunca se encuentra. Con el correr del tiempo se genera una mística alrededor del cuarto y la gente empieza a creer que realmente está embrujado. En el climax de la historia, el narrador revela que Vanning (quien ya se había casado con Mary) había creado un arma invisible: una hoja de vidrio afilada que él escondió en un lugar donde nunca nadie buscaría, dentro de una jarra con agua. Nadie examina un objeto transparente tan común, y el cuarto sólo estaba iluminado por una vela. Un cuchillo de vidrio puede ser un arma temible: fuerte, chata, filosa y tan puntiaguda como sea de desear. Los vestigios de sangre desaparecieron como un sedimento en el agua y Vanning lo recuperó tiempo después, al menos así lo deduce el narrador.

Todo el acto de Vanning sirvió para que la gente supersticiosa del pueblo no quisiera seguir indagando sobre el tema, y cerraron el caso como “muerte por personas o cosas desconocidas”. Sobre los últimos minutos se revela que Vanning apareció degollado tiempo después. Al parecer él hablaba en sueños, así que queda abierta la pregunta: ¿lo sabía Mary, su mujer?

Quizás la novela más famosa de este estilo sea “El misterio del Cuarto Amarillo” de Gaston Leroux (Francia). En este post les contaba cuando le compré, y ahora lo estoy terminando. Pero de eso hablaremos en un post más adelante!

=> Comentarios, sugerencias y opiniones en mi página de Facebook haciendo click acá. Si les gustó la nota pueden compartirla. <=

Sigamos difundiendo la literatura!! Saludos y hasta la próxima!  // Luciano.

Le recomiendo mucho la antología de cuentos seleccionados por Borges y Bioy Casares, son todos fantásticos. Por lo pronto, les dejo el link al cuento de hoy: http://bitly.com/RDb6I4

Los espero en www.facebook.com/sivoriluciano con más literatura, cine y cultura variada!! =)
Quizás te pueda llegar a interesar...