jueves, 27 de septiembre de 2012

“Causa justa” (novela, 1998)


Autor: John Grisham (USA)
Género: drama / thriller jurídico
Leído: hace varios veranos en la playa (Necochea)

Causa Justa” (“The Street Lawyer” en inglés) es la novena novela del conocido escritor y abogado John Grisham. En mi caso debe ser la tercera que leí de él y, sinceramente, me fascinó. No soy fanático de las historias de abogados, básicamente porque no entiendo mucho de derecho, pero esta novela, protagonizada por Michael Brock, es la excepción.

Lo genial de Grisham (y lo que lo ha hecho tan popular) es que tiene una capacidad brillante para simplificar el mundo jurídico para que el ciudadano promedio (como yo) lo entienda perfectamente y lo encuentre entretenido. Sus libros de intriga jurídica tienen mucha investigación de fondo pero son bien “a prueba de tontos”. Su estilo es siempre ágil y atractivo. Junto con Michael Connelly y Katzenbach, es de lo mejor en thrillers que he leído.

John Grisham pega duro desde el primer capítulo donde un homeless entra al bufete de abogados del héroe y toma a todo el mundo de rehén. El flaco comienza a preguntar cuánto gana cada uno y cuánto de eso han  donado a caridad en el último año. Como es de esperar, el equipo SWAT sale al rescate de los pobres (y blancos) abogados y la situación acaba de la peor manera posible… con toda la sangre del hombre en la cara del protagonista.

Este hecho desencadena un cambio de paradigmas en la vida de Michael que lo lleva hasta el derecho social para terminar desentramando una terrible trama de corrupción y discriminación social y dándole un sentido a su vida, para siempre. Lo loco es que en la novela a Michael las cosas se le complican más que a Jack Bauer. Hay escenas muy intensas emocionalmente hablando, y otras con un suspenso inmejorable.

En el 2003 se habían anunciado planes de una adaptación de la novela para televisión pero todo quedó en la nada. Hay una cinta del mismo nombre con Sean Connery y Lawrence “Morpheo” Fishburne pero es otra cosa, sólo comparten el nombre. Así y todo, a John ya le han adaptado muchas novelas a la pantalla grande. Quizás la más conocida sea “Tribunal en Fuga” (2003, con John Cusack), una peli excelente a mi parecer.

Recomiendo mucho “Causa justa”: cada capítulo te deja deseando más. La historia es bien intrincada, llena de suspenso y sorpresas y con un mensaje social muy interesante.

“La gente privilegiada no marcha ni protesta;
Su mundo es limpio y seguro…
y gobernado por leyes diseñadas para mantenerlos felices”

 (“Causa justa”)

martes, 25 de septiembre de 2012

¿Qué hay de nuevo, viejo?

Seguramente nadie en este universo ni en ningún otro muchos se estarán preguntando… “¿Lucho, que andás leyendo en estos días?”. 

Bueno, la verdad es que aún no terminé “La tabla de Flandes” (1990) de Arturo Perez –Reverte pero no le queda mucho tiempo de vida. Mientras tanto (y preparándome para un viaje a Centroamérica que tendrá mucho tiempo muerto arriba de buses) adquirí los siguientes títulos:

1) “El misterio del cuarto amarillo” (1907) de Gastón Leroux. Es un clásico de la literatura francesa (pero que aún no leí) y una de las primeras novelas del tipo “misterio de cuarto cerrado”, en la que en la que el crimen tiene lugar en una habitación a la que es imposible entrar (o salir). El primero registro de este subgénero policial fue Edgar Allan Poe en “Los crímenes de la calle Morgue” y fue “perfeccionado” por miles de autores (como Agatha Christie, Conan Doyle y Jacques Futrelle), en distintos “ambientes” pero con la misma idea.

Dato loco: costaba 5 usd. Lo vi un poquito usado y le dije a la vendedora (que no tenía idea de la vida) que nadie se lo iba a comprar a ese precio y menos en ese estado. Logré descuento del 20% =P

2) “Una misma noche” (2012) de Leopoldo Brizuela. Es un novela tipo “thriller” ambientada en Argentina, pero no se mucho más. Ganó el premio “Alfaguara 2012” (el más importante a nivel latinoamericano… son como 175K!)

3) “Cuando nos une el silencio” (2010) de Piedad Álvarez Maestre. Es el segundo libro de una española que estudio en Argentina pero vive en Panamá. La historia está ambientada tanto en Argentina como en Panamá, lo cual me llamó muchísimo la atención!

¡Ya veremos que tal están!



lunes, 24 de septiembre de 2012

Gigantes de papel: e-books contra libros “tradicionales”


En una época donde lidera la microlectura, donde a los niños les da “vergüenza” admitir que leen y donde "uno ya no es dueño de las cosas, sólo compra el derecho a usarlas" (particularmente lo digital como libros, música, etc.) me puse a filosofar si los libros desaparecerán en algún momento. ¿Llegará un momento en el que nuestra presente se cruce con el futuro apocalíptico de que muestra Ray en “Fahrenheit 451”?

Ciertamente tanto los libros “tradicionales” como los “electrónicos” tienen sus pros y sus contras. Los defensores de leer a través de pantallas electrónicas (…que son cada vez más) tienen argumentos muy interesantes. 

En efecto, un libro electrónico no tiene peso (físicamente hablando) y no atenta contra la naturaleza (más libros electrónicos implican menos árboles talados, ¿right?). Además, no ocupa lugar (lo sabrá cualquiera que, como yo, haya tenido que utilizar más de dos cajas para mudar libros de un departamento a otro), se pueden ordenar de forma sencilla y hasta tienen luz propia. Las descargas electrónicas son bien económicas e incluso los “clásicos” ya circulan por internet de forma libre y gratuita.

Con tantos puntos a favor, pareciera que los e-books tienen todo el potencial para ganar la épica batalla. Pero #BookLoverModeOn# la realidad es que el libro en papel sigue siendo un objeto tangible con una textura, olor, color y diseños propios. Es mucho más amigable y cálido y esas son virtudes con las que un e-book no puede competir. Es cierto que se precisa luz (sea natural o artificial) para poder disfrutar de uno, pero no precisa electricidad de ningún tipo y puede leerse en cualquier posición y momento. Inclusive en materia de seguridad, es más durable y menos arriesgado tener un libro impreso. La lluvia no lo termina de arruinar y si se cae lo más probable es que no se rompa, y hoy en día no conozco ladrón desesperado por robarme mi copia de “El mundo de Sofía” o “La sombra del viento”.

Un libro es un poco como una pareja: es posible tenerlo entre tus brazos, pasear con él, abrirlo y cerrarlo en cualquier circunstancia, además de que siempre está disponible. Su olor a papel y tinta es demasiado particular. En definitiva, y como siempre, pienso que ambos estilos deben fundirse; no hay que negarse a la tecnología, siempre es de gran ayuda y un libro digital resulta incluso ecológico. Pero un libro tradicional te invita a que lo leas… con un libro electrónico es imposible sentir el olor del papel, ese crujido que hace cuando lo abrís, la sensación al tacto de las páginas, el peso y hasta el relieve de la cubierta. La verdad es que un libro es más que un libro: es una fiesta para todos los sentidos.

¿Qué prefiero yo? He leído e-books pero siempre los imprimí… no puedo leer de una pantalla, ¡supongo que siempre seré un clasiquero!


"Un libro abierto es un cerebro que habla;
… cerrado, un amigo que espera;
… olvidado, un alma que perdona;
… destruido, un corazón que llora." 

(Proverbio hindú)

viernes, 21 de septiembre de 2012

“El dinosaurio” (microrrelato, 2005)


Autor: Augusto Monterroso (México)
Género: microrrelato / suspenso
Leído: hostel en Bariloche, 2011.

Monterroso tiene el honor de haber escrito uno de los relatos más cortos jamás escritos de la lengua española. Contiene sólo 7 palabras y es maravilloso:


"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí"



Leí este relato como prólogo de una antología de microcuentos que me encantó. Son esos libros raros y amarillos que uno suele encontrar investigando las bibliotecas de los hostels (¡algo que no puedo evitar hacer!). El microrelato es un género literario bastante incomprendido. Claramente es una construcción literaria narrativa muy distinta de la novela o el cuento porque debe decir más con mucho menos. Me gusta comparar los microcuentos a un cuadro o una fotografía, que sin decir nada abren muchas puertas para delirar y filosofar.

Los microcuentos, aunque no lo parezca, son bastante famosos y de hecho se han venido escribiendo por décadas. En Argentina, en 1955 Borges junto con Bioy Casares (es decir, “Bustos Domecq”) publicaron “Cuentos breves y extraordinarios”, que incluye relatos de entre dos páginas y dos líneas. Cortázar también se animó a este género e incluso lo hizo famoso en Europa con “Historias de Cronopios y de Famas” (del que hablaré en otro post…)

 “El dinosaurio” es genial: que el protagonista estuviera durmiendo genera en el lector un interés particular: de por sí es inquietante que aparezca un dinosaurio, pero es aún más extraño que alguien sea capaz de dormirse mientras lo ve. Uno sólo puede imaginarse el horror de que nuestro héroe se despierte y el dinosaurio aún esté ahí.  Me llama la atención la cantidad de reflexiones que pueden surgir a partir de esta “historia”. Inclusive, este cuento ha sido utilizado por maestros como punto de partida para ejercicios de clase. La obvia ausencia de respuestas correctas pueden dar lugar a la imaginación y a la creatividad.

Quizás el reptil tiene peso y gravedad y está donde siempre estuvo… o capaz que es un sueño, o un sueño dentro de otro sueño #InceptionEn3…2…#. Quizás es una versión alternativa de Kafka y el protagonista se está viendo al espejo. A lo mejor es el protagonista de “El sonido del trueno” que viajó en el tiempo. Quizás inclusive hay más dinosaurios en todos lados, y cada habitante del planeta tiene uno frente a sus ojos en ese preciso momento. Or maybe… just maybe… el Dinosaurio es el sobrenombre de la esposa del protagonista… eso sí sería digno de una película de terror!

¡Hasta la próxima!

jueves, 20 de septiembre de 2012

“El problema de la celda 13” (cuento, 1905)


Autor: Jaques Futrelle (USA)
Género: misterio / suspenso
Leído: en varias oportunidades!

El género de suspenso / thriller es decididamente mi preferido, tanto en cine como en literatura. “El problema de la celda 13” es una de mis historias cortas de misterio favoritas, escrita por Jacques Futrelle, quien desafortunadamente se hundió con el Titanic. Leí este cuento por primera vez en la genial antología de “Los mejores cuentos de suspenso” de Lawrence Block, y automáticamente compré otro libro de cuentos de Futrelle para leer más sobre su personaje: el profesor Van Dusen, mejor conocido como “La máquina pensante”.

La historia tiene un aire de thriller maravilloso, y los giros de tuerca increíbles que se generan son de los más ingeniosos que he visto hasta ahora… ¡y la historia tiene más de 100 años! Tuvo alguna que otra adaptación (una para tv en 1962, otra en 1973 y una obra de radio de 1978) pero me llama poderosamente la atención que a Hollywood no se le haya ocurrido robar con esta historia.

En el cuento, para probarle a unos colegas que un hombre puede hacer lo que se proponga (siempre y cuando aplique toda su mente y potencial a ello), la “Máquina Pensante” acepta el desafío de escapar de una celda en 7 días

Ingresa con sólo 3 pedidos especiales: que sus zapatos sean pulidos, que le brinden pasta dental y le faciliten 25 dólares en billetes de 10 dólares (2) y uno de cinco. En mi versión hollywoodense, Van Dusen sería personificado definitivamente por Sir Ian McKellan (¡Gandalph!). La historia está contada desde el punto de vista del guardián de la prisión, a quien todo se le complica cuando cosas demasiadas extrañas comienzan a suceder en su establecimiento. Los métodos que utiliza el protagonista son genuinamente ingeniosos ¡y a veces hasta obvios! #MichaelScofieldUnBebe#

Todo lo que sucede en el libro es impredecible y bien intrigante: otro prisionero jura escuchar fantasmas, se escuchan ruidos extraños por la noche, la Máquina Pensante envía (desde adentro) notas escritas y hasta trata de sobornar a los guardianes con billetes… ¡de un dólar! (que claramente no tenía). Toda la prisión esta cuidadosamente descripta y el cuento tiene un desenlace delicioso. ¡Realmente vale la pena! Lo adjunto por si hay algún interesado por esta obra maestra.

El problema de la Celda 13 (Jaques Futrelle): http://bit.ly/P33g70

domingo, 16 de septiembre de 2012

“El sabueso de los Baskerville” (novela, 1903)

Autor: Sir Arthur Conan Doyle (UK)
Género: policial / detectivesco
Leído: 2 o 3 veces en mi vida!


“El sabueso…” es quizás la novela más famosa que tiene a Holmes como protagonista… esto queda fácilmente demostrado por las 24 adaptaciones que tuvo en el cine a los largo de sus más de 100 años de existencia. Inclusive el segundo capítulo de la aclamada serie de BBC “Sherlock” es sobre esta historia.

El contexto en el que se creó esta historia es muy interesante porque fue la primera luego del desastroso cuento de “El problema final” donde Doyle “mató” a su personaje de Sherlock Holmes.

El público (y hasta la misma madre del autor) estuvieron decepcionados con ese catastrófico giro de tuerca en la vida del detective. Los eventos de esta novela ocurren cronológicamente antes que los eventos de “El problema final”.

Todo comienza cuando Sherlock Holmes acepta trabajar en el caso de un perro maldito que aparentemente asesinó al reconocido Sir Charles Baskerville una noche. Una leyenda urbana habla de este diabólico animal acechando a la familia Baskerville desde hace años. 



A Holmes le encargan cuidar la vida de Henry Baskerville (el nuevo heredero), quien corre peligro de terminar asesinado como su tío. La historia tiene todo lo que un clásico de detectives necesita: un gran misterio que gira en torno a una maldición milenaria, una mansión gigante, varios sospechosos y “motivos” distintos. Una vez leí algo que me pareció súper interesante y es que esta novela fundó las bases para todos los episodios de Scooby Doo. ¡Es cierto! Si uno se pone a pensar la estructura de los episodios es bastante similar (pero sin asesinatos).


El autor se inspiró en una famosa leyenda urbana inglesa para escribir esta novela que marcó el “gran retorno de Sherlock” y afortunadamente fue todo un éxito. Es entretenida, misteriosa y muy ingeniosa. Una cosa por la que fue criticada es que Holmes desaparece durante gran parte de la novela, recayendo mucha de la responsabilidad del caso en Watson. Eso a mí me pareció brillante porque le permitió “lucirse” un poco más y dejar de ser el “eterno secundón”… de hecho él tiene buenos momentos de brillantez en la novela. Me encantó como trabaja Holmes en esta historia, dejando supuestamente todo a Watson. Me gustó mucho también el recurso de los elementos fantásticos con los que juega la novela y, por supuesto, el clímax donde Sherlock descubre toda la verdad; su explicación del misterio es maravillosa, como siempre.

Este es un gran clásico que adoro y por suerte se puede conseguir muy fácilmente en librerías de forma bien barata. Muy recomendado para aquellos que les gusten las historias de misterios.


PD: para los que sólo vieron las películas de Guy Ritchie, ¡lean esta novela para descubrir como es Sherlock realmente!



"Cuando has eliminado lo imposible, aquello que queda,
por más improbable que sea, debe ser la verdad" (Sherlock Holmes)


miércoles, 12 de septiembre de 2012

“Podemos recordarlo todo por usted” (cuento, 1966)


Autor: Philip Dick (USA)
Género: ciencia ficción
Leído: Agosto - 2012 (en un viaje de 20 minutos en bus)


Despertó... y deseó estar en Marte”. Así comienza uno de los cuentos cortos más famosos del americano Philip K. Dick, publicado hace casi 50 años. Me encantó este relato futurista que fue luego adaptado al cine en “Total Recall” (1990) con Arnold Schwarzenegger y en la remake del mismo nombre protagonizada por Colin Farrell (que estuvo en los cines hace muy poquito). ¡Personalmente todavía no pude ver ninguna de las dos!

Phillip Dick es 8 años menor que Ray Bradbury e Issac Asimov (ambos nacieron en 1920) pero falleció mucho antes… en 1982, 20 años antes que Ray y 10 años antes que Isaac. #MindFuckedIKnow#.  Sin embargo, los 3 fueron contemporáneos y han redefinido el género de la ciencia ficción como nadie lo había hecho antes. Los relatos de Dick han sido adaptados a la pantalla grande en más de una ocasión. “Sueñan los androides con ovejas eléctricas” es la famosa historia corta que inspiró a George Lucas para realizar “Blade Runner” en 1982.

La colección de cuentos cortos “The Minority Report” de 1956 fueron, también, fuente de inspiración para la película del mismo nombre (protagonizada por Tom Cruise). Otra historia de él es “A Scanner Darkly”, que tuvo su adaptación con Keanu #Conspiracy# Reeves en el 2006 en una cinta por demás interesante (especialmente por cómo está filmada)

Podemos recordarlo…” es una historia corta que se publicó en una revista de ciencia ficción y fantasía en 1966. Muestra un universo donde las memorias reales se mezclan de forma natural con las falsas. La trama sigue la vida de Douglas Quail, un hombre de clase media-baja e ideas sencillas con un peculiar sueño: poder visitar Marte. En realidad los viajes a Marte son algo natural en el universo de la historia, pero demasiados caros para su propio status social. Por ese motivo visita la empresa Rekall, Inc., que ofrece memorias implantadas. Todo se descontrola cuando al intentar implantar recuerdos de Marte en la mente de Douglas descubren que “aparentemente” era un agente encubierto del gobierno al que le habían manipulado la memoria por poseer secretos peligrosos.

Realmente es una linda historia para comenzar a leer a este autor y tiene también un giro de tuerca final interesante. El relato trata muchos de los temas que eran casuales en la bibliografía de Dick como la paranoia y las drogas. De hecho, Philip Dick fue drogadicto gran parte de su vida y se dice que estaba totalmente loco de remate sufría de esquizofrenia.

¡Hasta la prox!

PD: para los pocos que se preguntan que ando leyendo hoy en día. Me prestaron “La tabla de Flandes” (1990) de Arturo Pérez-Reverte. ¡Por lo pronto viene siendo muy atrapante! =)

jueves, 6 de septiembre de 2012

“El Señor de los Ladrones” (novela, 2000)


Autora: Cornelia Funke (Alemania)
Género: aventura / fantasía
Leído: Agosto /  Septiembre - 2012 (casi todo en el bus al trabajo en Panamá)

Disfruté mucho de esta historia mágica pensada para un público joven y niños, pero que puede disfrutar perfectamente un adulto.  “El Señor de los Ladrones” representó el debut de Funke en el año 2000. Dos hermanos huérfanos (Prosper y Bo) huyen de su tía que sólo quiere adoptar a Bo por ser el más pequeño. Ambos llegan a Venecia (lugar del que su madre siempre les hablaba) donde conocen a una banda de niños ladrones con la que emprenden una aventura llena de magia e intriga. El líder de la banda es el oscuro “Señor de los Ladrones”, que me pareció un personaje fascinante al mejor estilo “Oliver Twist” de Dickens. La historia es un poco “Anti Peter-Pan” porque algunos de los chicos lo que en realidad quieren es crecer, no quedarse chicos para siempre. Una idea que me pareció súper original.

La trama se complica cuando la tía de los niños contrata a un sagaz detective para cazarlos y, mientras tanto, un enigmático conde les encarga un robo de un artefacto muy particular. Además, este libro tiene (por la mitad aproximadamente) uno de los giros de tuerca más sorprendentes que leí hasta ahora… un secreto muy bien guardado que me encantó. Algunos critican que los personajes casi no se describen, pero es que en realidad son sus acciones las que definen su personalidad… para mí eso es genial (y es un poco mi “estilo” también). 

Lo que si se describe mucho es Venecia, ¡luego de leer este libro me dan muchas ganas de visitarlo!

Los capítulos son cortitos, eso para mí siempre es un plus porque no puedo nunca dejar un capítulo por la mitad. La acción avanza rápido y pronto uno ya está enganchado con la historia. Muchos comparan a Funke con J.K Rowling. Esto no es Harry Potter, es algo mucho menos ambicioso pero igualmente disfrutable. Está bien armado, es muy llevadero y tiene una historia “distinta” que atrapa bastante. Sobre el final admito que decae un poco, le falta más “drama” y quedan dos o tres cositas sueltas…  ¡pero así y todo es super recomendable!

PD: salió una adaptación cinematográfica de bajo presupuesto en el 2006, pero no tuvo distribución en América. Quizás aparece por Internet.

El dato loco: originalmente el libro estaba escrito en alemán y fue un gran éxito, pero sólo de forma local. Todo cambio cuando una fanática del libro, una niña inglesa de sólo 11 años (Clara) escribió al “editor que publicó Harry Potter” una carta pidiendo que transcriban su libro preferido al inglés para que más gente pueda disfrutarlo. El editor la recibió y se emocionó tanto que decidió hacerlo. La novela ya era best-seller en Alemania y pronto lo sería a escala mundial. Hoy en día Clara y Cornelia son grandes amigas y la autora le pide opinión sobre todo su trabajo a su más fiel admiradora.


“Well, children all have to belong to somebody,” he muttered.
“Do you belong to someone?”
“That’s different.”
“Because you’re a grown-up?” 

Introducción: ¿y vos… por qué lees?


Hola y bienvenidos a un este blog para compartir y analizar algunas de mis pasiones: los libros. Sí… lo que pasa es que yo tengo varios libros escritos. En realidad los compro escritos porque sino siento como que les falta algo. La idea es simple: debatir sobre la literatura y sus relaciones con otras artes.

“¿Pero Luciano… por qué haces esto? ¿Tenés tanto tiempo libre?”

En realidad, no. Pero creo que en un mundo todos sólo “vemos” páginas de internet, pero sin mirar realmente (mucho menos leer), me parece casi “heroico” tomar la decisión de compartir mi profundo conocimiento.

► “Eres increíble , cuéntame más…”:

¡Claro, ciudadano promedio! ¿Por qué arrancar un nuevo blog ahora, un 11 Septiembre de 2012? ¿Pasó algo en especial, memorable? La verdad es que no. Es un día normal, común y corriente (como la mayoría)… pero vengo pateando estas ganas de escribir algo así desde hace un tiempo. Adoro escribir y cualquier excusa es buena para hacerlo: guiones, cuentos, críticas de películas, artículos, anything… everything! ¿Cómo? ¿Que si soy el próximo "Edgar Allan Poe"? Seee, definitivamente… ¡pero el mundo todavía no se dio cuenta! =)

Uno al escribir proyecta el mundo a su medida. Nuestras creencias lideran nuestras percepciones. Siento que todo lo que alguna vez escribí es parte de mí, parte de quien soy. Y años después me gusta volver a leerme y pensar. ¿He cambiado? #TalVez# ¿Sigo pensando igual? #Probablemente# ¿Sigo hablando las mismas pavadas? #Definitivamente#. Al final todos nos vamos sin nada, sólo dejamos nuestras obras y quizás la influencia de las ideas que hayamos manifestado. 

¿Pero de qué hablábamos? ¡Ah sí! De leer… es que tengo problemas de concentración, Ya de chico me sucedía, voy hablando de algo y termino hablando de otra completamente distinta. Una vez la profesora 3er grado me lo remarcó… me dijo: “vos siempre te vas por las ramas” (me había subido a un árbol). Pero en fin, me gusta leer porque cuando lo hago me olvido de todo, del estrés de la vida misma, de las pequeñas cosas que me preocupan... con un buen libro uno se siente dentro de la aventura que están viviendo los personajes, el miedo, la alegría, el dolor. 

Creo que hoy en día se perdió la capacidad de lectura, y hablo de la lectura en serio: no cuentan el diario online, whatsapp en el celular, ¡mucho menos una revista de chimentos!

Cada vez que recuerdo un libro (si es que fue memorable, obvio) también recuerdo un periodo de mi vida, alguna emoción que sentía en aquel momento. Leer permite imaginar nuevos universos, completamente diferentes y originales, no “pre-armados” como los muestra el cine o la TV. Es una de las formas más interesantes (y económicas) de viajar hacia aventuras increíbles, de cambiar los roles e imaginar “¿qué pasaría si…?”. Leo también para incentivarme hacia la escritura, lo que verdaderamente me hace sentir vivo. ¿Qué mejor training para aprender a escribir que leyendo de los que saben? Todo: lo bueno, lo malo y lo feo. Leer te abre la cabeza, entrena la imaginación y alimenta al espíritu. Cada uno tendrá sus gustos: yo les compartiré los míos. 

Y vos… ¿por qué lees?

PD: los reviews comenzarán con el último libro que terminéEl Señor de los Ladrones”. Ampliaremos! =)
Quizás te pueda llegar a interesar...